lunes, 30 de marzo de 2015

"Filosofía" juvenil del siglo XXI

Resulta que hace unos cuantos días o semanas había estado vagando por las redes sociales y, para ser más específica, en YouTube, viendo las nuevas tendencias que tiene la población juvenil de hoy. Me topé entonces con un canal cuyo nombre no quiero averiguar, donde hablaba sobre cosas que, siendo una persona un tanto extraordinaria, no tienen sentido alguno del por qué analizar la situación, pues es absurdo y cae en lo idiota. 

Este joven youtuber habló del "me dejaron en visto", suceso que ocurre en las redes sociales tales como Facebook y Whatsapp. Le escribes a una persona, pasan minutos y ves cómo las flechas de enviado tornan azul, que significa que ha sido visto el mensaje; pasan varios minutos y ésta no responde...
¡NO PUEDE SER ME HA DEJADO EN VISTO NO SE DAN CUENTA DE LO GRAVE QUE ES LA SITUACIÓN ME ESTOY MURIENDO POR DENTRO ES LA CHICA QUE ME GUSTA EL AMOR DE MI VIDA Y NO ME PELA PORQUE SOY FEO SÍ SOY FEO Y NADIE ME QUIERE MI MAMÁ DEBIÓ ABORTARME POR SER ASÍ DIOS POR QUÉ ME ODIAS TANTO NO VES QUE TRATO DE SERTE FIEL NO EXISTE EL AMOR NI LAS CHICAS SINCERAS TODO ES HORRIBLE ME QUIERO SUICIDAR EL MUNDO SERÍA MEJOR SI NO ESTUVIERA SEGURO ANDA CON OTRO Y YA ME VA A DEJAR NO PUEDE SER YO SIEMPRE HE SIDO UNA BUENA PERSONA TODAS SON PUTAS UNAS RAMERAS Y NO MERECEN EL RESPETO DE NADIE ESA PUTA TAMBIÉN ES UNA CUALQUIERA AHORITA QUE LA VEA CON ESE OTRO LA DESTRUIRÉ MANDANDO SUS DESNUDOS A MIS AMIGOS PARA QUE...!, ah, ya me respondió. Yo también te amo, por siempre juntos, bebé ;).
Cortan a las tres semanas.

El problema con estas generaciones es que no son capaces de generarse preguntas que realmente valgan la pena, todos se preocupan más por las cuestiones sociales que--llámese--las espirituales, filosóficas y científicas por el hecho de que NO LES GUSTA PENSAR DEMASIADO, es muy difícil y cuesta demasiado trabajo conectar un par de neuronas.

Es muy frustrante ver que estas nuevas generaciones no son aptas para ver lo que va más allá del simple conocimiento actual. Como muchas personas, creen que todo ya está visto y no hay nada más por ver. Sin duda tampoco se verán fascinadas si algún día un científico encuentra las respuestas de qué hay más allá del universo o algo aún más complejo que eso. 

Es como una vez dijo uno de mis comediantes de internet favoritos, Filthy Frank:
[...] now I believe they've always been stupid people, but internet provides greater opportunities for stupidity to be expressed and prurated, and this is the age with the internet where ignorance is a choice, and they're still choosing ignorance! [...] *
[...] ahora creo que siempre han sido personas estúpidas, pero el internet provee una gran oportunidad para la estupidez de ser expresada y dividida, y este es el tiempo con el internet donde la ignorancia es una elección, ¡y siguen escogiendo la ignorancia! [...]
Nota: Si alguien sabe muy bien lo que dice, haga favor de decirme, que de verdad su voz es muy ronca y casi imposible de transcribir.

Donde es totalmente cierto.

La humanidad que ha convertido la comunicación en algo de fácil acceso y veloz, algo que nadie había visto hasta apenas empezamos este siglo, siguen prefiriendo quedarse con la miseria, la estupidez y la ignorancia.

De no ser por estos pseudoproblemas que hoy día los jóvenes consideran como algo sumamente relevante, mínimo tendríamos autos que vuelan y ya estaríamos viajando de vacaciones a Marte.

*: TVFilthyFrank, "TYPES OF PEOPLE ON THE INTERNET"

viernes, 27 de marzo de 2015

Nuevas ideas para la novela del 2009

Siempre, desde que empecé a escribir esta novela (Roja Temporada Winter Rose... ningún título me gusta lo suficiente por cierto), quería que tuviera misterio, mitología inventada, temas filosóficos, paisajes inimaginables, personajes surrealistas, actos increíbles y un grandioso etcétera que la verdad no me cabe todavía en la mente (lástima que no es infinito). 

La primera versión que hice quedó como algo tan simple que parecía un cuento, no había complejidad, el fin de la historia era muy cliché, no explicaba las circunstancias y... bueno, ya sabrán ustedes lo pésimo que era. 

Sin embargo, me alegra decir que después de tantos años (seis) me he decidido a reiniciar la historia. Ahora tengo personajes más complejos, una historia con un fin poco común, filosofía y mitología que todavía tengo que desarrollar (pero al menos poseo las bases) y un mundo completamente fantástico. 

De verdad espero que algún día, aquellos que leen lo que he creado a lo largo de mi existencia, se animen a continuar conmigo este trayecto tan extraño. Igualmente si algún extraño quiere conocer mis creaciones, adelante y siéntanse libres de comentar y criticar. 

viernes, 20 de marzo de 2015

Nos vemos

Fue hace cinco años que nació un bebé, un conejillo de indias muy particular. Atractivo para mi vista, al principio se llamó Herz sin explicación alguna. Entonces, algún tiempo después, preferí llamarle Kuikui debido a los sonidos tan chillantes que hacía cuando era muy pequeño. Pedía comida, los jitomates eran sus favoritos, estuvo muy apegado a su amigo Cappuccino, quien tuvo que irse en el momento menos esperado. Después llegó su amigo Flamita, quien también tuvo que irse a acompañar a Cappuccino.

Glotón, poco amable, gruñón, chillón, flojo, amante de los jitomates y manzanas, fue un cuyo que vivió cinco años y cuatro meses con tres días para demostrar lo bello que es tener a un bebé conejillo de indias como parte de un conjunto que ninguna mascota había tocado en mi vida. Fue mi primera y verdadera mascota. 

Lo acompañé entonces y él a mí, le gustaba estar en mi cama y esconderse entre mis cobijas. Si estaba durmiendo y entraba a mi habitación por cualquier cosa, se levantaba y me hacía señas de que se molestaba por haberlo despertado. Sin embargo, él todas las mañanas, a partir de las 7:00, empezaba a morder su rejilla para pedirme alimento. Al mismo tiempo, por las noches, era incapaz de irse a dormir si no tenía sus croquetas y verduras en el plato. ¡Ni se diga! Si un día le faltaba la conejina, entonces no dormía y toda la noche me mantenía despierta.

En sus últios días, tanto mi hermana y yo, estuvimos al tanto de su salud e hicimos todo lo que estaba a nuestro alcance para que tuviera una mejor vida. Todos sabían que ya era su momento y que en cualquier instante sería el exacto para partir. Traté de prepararme mentalmente y pasé lo más que pude con él.

Se fue entonces el día 19 de marzo a las 21:17 hrs.

Fue un cuyito muy poderoso, valiente y con ganas de seguir viviendo. Sé que se ha ido en paz y ahora reposa en algún lugar que va más allá de nuestra imaginación humana.

Si el eterno retorno es, entonces nos estamos reencontrando n cantidad de veces, justo ahora.

Sea entonces,

 Chispita "Herz" Kuikui

Requiescat In Pace, amor de mi vida, mi amor eterno.

16, XI, 2009 - 19, III, 2015


miércoles, 11 de marzo de 2015

Intersección

Los invito a todos ustedes a leer la entrada pasada antes de continuar con el contenido que viene. 

Una vez leído, empiezo:

Algo que considero muy importante en estos días que pueden ser los más difíciles en la existencia humana, son cosas que he llamado "intersecciones". Sí, como en la geometría pero en humanos. Llámese como quiera llamarse (destino, casualidades...) son cosas que denomino señales cuando me encuentro atrapada en alguna circunstancia.

Todos nosotros compartimos el espacio (público o privado) y cuando nos topamos con esa señora con mal aliento que nos habló para pedir ayuda, o la chica más linda que hemos visto y con la que cruzamos una mirada, esas son intersecciones. Cosas que nos llaman la atención, que interactuamos con ello y que tenían que suceder por x o y razón. 

Justamente hoy que estaba pensando en la realidad del ser, el si estoy yendo por la línea correcta, decidí irme por la ruta más larga del metro para llegar a mi hogar. Así tendría más tiempo de pensar, creí. Una vez que crucé el paso de líneas del metro, hubo entonces un muchacho con un violín de aspecto humilde, pensé que era de esos que tocan para pedir dinero. Noté claramente que me vio, pero traté de no prestar atención.

Entramos los dos y otras mujeres más, me senté e hice algo que no suelo hacer: me quité los audífonos cuando había empezado a hablar.

Estuvo diciendo unas cuantas cosas sobre la literatura del siglo XIX y empezó a tocar con su violín, diciendo que nos relataría unos poemas. Asimismo fue, después de tocar, nos contó un cuento que no quiero describir por el miedo a olvidar algunos detalles, pero tenía que ver con máscaras y el conocimiento. Siguió entonces hablando sobre vivir como miserables, esperando la gloria, fama, riquezas, cuando tenemos el tesoro más valioso que casi ningún ente ha alcanzado: el conocer. Continuó tocando con su violín y terminó con un poema, dijo que era de uno de los mejores poetas alemanes del mismo siglo. Así es, habló de nuevo sobre el conocimiento y el trascender como seres.

Algo que me maravilló mucho fue la cantidad de información que posee, dijo que de verdad el dinero no le importa, sino compartir lo que sabe. Algunos le ofrecieron monedas y aceptó, yo también le di, y cuando le aproximé la moneda a su mano, le dije con una voz muy poco clara "que viva el conocimiento", él aceptó y glorificó dicha oración. Me recomendó ciertas lecturas, en sí, mucha mitología hindú. Me siento mal al no anotar lo que me dijo, pero al menos me siento bien el que haya notado que no soy como los demás.

Me deseó entonces un buen viaje y se fue al otro vagón. Una vez que salí en la estación debida, lo vi tocando el violín y él me vio a mí, así sonrió y yo me despedí agitando la mano.

Tuve que irme con esa pequeña pero más clara incertidumbre. Ahora que he obtenido la señal que tanto buscaba, me siento cada vez más cerca de lograr crear una meta para mi existencia.

A la vez me sentiría muy bien si volviera a encontrarme con ese muchacho. Puede que podamos tener una conversación amena. 

Nueva imagen no tan desesperanzada

Desde hace algunos meses que tenía ese diseño sin chiste y un poco triste, pero ahora que me encuentro desanimada como para estudiar geometría, decidí cambiar el diseño del blog y agregar la nueva pestaña "Colección", donde encontrarán lo que ya habían leído en la pestaña "Sobre la escritora", pero añadiendo algo nuevo... ¡resulta ser que he escrito una nueva obra teatral que no tiene que ver en absoluto con mis novelas!

Esas son buenas noticias ya que ha pasado un largo tiempo desde que escribí algo (a lo mejor un año) y ahora es tiempo para dedicarme a la literatura... sin perder el hilo de las matemáticas.

Así es, estoy un poco atormentada por los deseos que necesito en la vida. Espero poder poner esto en orden, no quiero que mi cabeza termine ensuciando la biblioteca de la escuela.  

Asimismo estoy pensando en llevar a R. A. N. F. a una editorial (no toda la novela, sino un capítulo solamente, a ver si hay alguien que se anime a leer). 

Por el momento dejaré todo en paz, la hora me está diciendo que es momento de dejar el monitor y dirigirme a la clase. 

Hasta entonces.