martes, 28 de junio de 2016

Those Poor Bastards y sus canciones desesperanzadas

Those Poor Bastards es una banda misteriosa, de country gótico que nació en el 2004 con el álbum Country Bullshit.  Sus integrantes, Lonesome Wyatt y The Minister, ambos predicadores de la santidad (certificados), tocan la música sólo como ellos pueden hacerlo: crudo y vil; quizá terrible para esas personas que gustan de cosas muy populares con ritmos alegres o medios, o lo mejor que hayan escuchado nunca para los amantes de lo que sale de lo ordinario.

Advierto que su música es cero por ciento recomendable para los que escuchen, gustan o acostumbran de música feliz.

Dando esta pequeña introducción presentándoles a esos pobres bastardos, me dieron ganas de hablar un poco de estos a partir de mi experiencia. Vagaba por la web en el 2013 cuando me los encontré. Una portada atractiva y poco usual; escuché en primera estancia la canción Crooked Man del álbum Satan is Watching (2008).

A pesar de que mis memorias no sean amigables al momento de recordar cuál fue mi primera experiencia escuchándolos, puedo decir con bastante seguridad que será algo tan inusual que terminarán haciéndose adictos a esas tonadas tan crudas. Desde The World is Evil hasta No One, puede que haya dos opciones para sus cerebros: uno es escucharlo con naturalidad, o dos, terminar tristes. Yo me fui por la dos.

Seguí con Gospel Haunted (2010) al convencerme de estos bastardos. En breves palabras, Gospel Haunted es genial, asombroso, desesperanzado, fatalista... transmite las emociones de una manera inimaginable a la vez que te hace penetrar mundos los cuales sospecho se acercan tanto a la realidad, pues cuentan historias como nunca las habías escuchado antes. Así es, estos artistas no sólo escriben canciones al azar, sino que, como buenos artistas, le añaden historias que te inspirarán en tu momento creativo. Le he dedicado a ellos algunos dibujos y una obra teatral, sólo para que se den una idea.

Sin embargo en mis tiempos oscuros estos álbumes no me transmitían sentimientos inspiradores como hoy día hace. En su tiempo, apenas los empecé a escuchar (en el oscuro fin del 2013), me transmitía aquellos sentimientos de dejar todo atrás, incluso mi propia existencia. This World is Evil es la canción con la que se empieza. "Satan is watching as you walk down the road, Satan is watching as you sleep", es una de las oraciones que más te marcan al escuchar esta primera canción.



De baja calidad de audio, en su misma página ellos lo aclaran: "If you’re looking for slick, over-produced, commercial songs, you’d better cover your delicate little ears...", y en su música también (como en Wealth is Death y Crooked Man, cuya oración de ésta última me gustaría citar: "People just want fancy cars, fancy houses, expensive clothes... Fuck that shit! Is fucking wrong"). Siendo breves, su filosofía se basa bastante en no tener ni popularidad ni dinero, pues es algo vacío (y si lo piensas más profundo, como algo filosófico, tienen razón, pero me gustaría abordar de este tema en alguna otra entrada).

Los siguientes álbumes que escuché son los que más me encantaron en cuanto contenido ficticio (como dije, transmiten historias muy geniales). The Plague (2008), con sus maravillosas canciones que, con tan sólo empezar, penetras el calor de las zonas áridas. Desde Sick and Alone hasta Nightmare Lullaby y más allá de este álbum, como Songs of Desperation, Abominations, Country Bullshit y su más reciente álbum, Sing it Ugly, te llevarán a aventuras fatalísticas de las cuales no podrás salir.

Si algo debo añadir antes de finalizar esta entrada muy poco ordenada, es que no deben perderse la oportunidad de leer las letras para los que no tienen mucha experiencia con el inglés, o bien, si apenas están aprendiendo, que sea un buen pretexto traducir para practicar el inglés.

Me quedan muy pocas palabras para describir lo encantada que estoy de haberlos conocido y dejado entrar a mi lista de reproducción para llenarme las mañanas y mis caminos de desesperanza e ira. Me enamoré de esta banda por el simple hecho de que llegaron en el tiempo adecuado de mi vida, justo cuando necesitaba una manera de representar mis frustraciones.

Quizá así como yo me enamoré de estos bastardos, tú tampoco podrás escapar de las crudas tonadas que te seguirán por un largo camino hasta ir a la cama.

Dejo entonces una lista de reproducción que hice especialmente para esta entrada.




domingo, 19 de junio de 2016

Preparándome para el Concurso Cuento de Ciencia Ficción

De las cosas que más me entusiasman al momento de saber que hay un concurso, es el escribir, el dar lo mejor de mí para que al menos me dé a conocer un poco. A pesar de que mi fatalismo siempre me detuvo en los concursos de Ciencias, ahora estoy más que convencida de que ahora lo haré.

Pregunté hace no muchas horas sobre el mejor tema en el grupo de NaNoWriMo en Facebook, dando tres que tengo muy enfocados en mi mente:
  1. Un hombre atorado en el tiempo que busca la vida perfecta.
  2. Una niña que puede ver las consecuencias de sus actos.
  3. Las injusticias que vive una mujer al ser acusada de hechicería en la Edad Media (este casi no entra al concurso, pero el cuento lo he tenido muy en mente).
¿Ya saben con cuál me he quedado? A pesar de que el número dos se vea bastante aburrido, puede que desarrolle bien su historia (también la he tenido muy en mente). Me quedaré con la número uno por tener ámbitos filosóficos, de mis favoritos.

Sin embargo, no quiero hablar mucho de cómo estará estructurado, pero espero poder dar más información de lo que sucedió con tal cuento y el concurso. 

¿Y qué creen? También me estaré apuntando al Inktober y NaNoWriMo de este año, así que no queda nada más que esforzarse y ¡trabajar duro!

lunes, 13 de junio de 2016

Enseñanzas de alguien que está empezando

Cuando era más pequeña pensaba demasiado las cosas, a veces no las acababa, o las prometía pero no las hacía. Llámese por falta de motivación o inspiración, pero me pasaba muy a menudo y no solamente con proyectos personales, sino con la misma escuela también. Por eso he sido tan mala alumna en mis años de estudiante (que sigo siéndolo, ¿verdad?); y apenas me he dado cuenta que no es más que por falta de una buena organización.

Recuerdo escribir en el 2014, cuando la desesperanza se apoderaba de mi cuerpo, una ponencia que trataba sobre planear la vida a temprana edad. No recuerdo con claridad qué fue lo que escribí, pero lo que sí recuerdo son los gestos asustados de quienes me escucharon, pues dijeron mis compañeras que fueron a verme, que parecía enojada, pero no era así, sólo estaba entusiasmada. O eso era lo que yo creía.

He fracasado varias veces en mi vida. Desde reprobar materias hasta no poder alcanzar un lugar en la escuela más importante para mí. Fracaso tras fracaso, y aún hoy día lo he hecho pero sigo aquí porque tengo esperanza. 

Sin embargo, a pesar de todas las dolencias que he vivido y vivo a día de hoy, puedo afirmar que estoy feliz de haber cometido tales fatalidades porque cada caída que he sufrido, he logrado levantarme sin la ayuda de nadie. Y he llegado hasta donde estoy por ahora, porque no me he rendido. Asimismo, tampoco puedo hablar con mucha facilidad puesto que todavía no he llegado a la cima ni estoy cerca de, simplemente estoy en mi proceso de llegar por fin a una meta.

Así pues, si ustedes son lo suficientemente fuertes, podrán llegar adonde sea. 

El éxito se encuentra en empezar a hacerlo, en ser constante y trabajar todos los días en ello. Pero al decir que debes trabajarlo todos los días, no me refiero a que solamente lo hagas por cuatro horas y te bastes, sino en encerrarte todo un día en lo que más adoras ser y terminar hasta que estés cansado y ya no puedas pensar más. Sólo así puedes ir a la cama y pensar que has hecho un gran trabajo el día de hoy. Y es lo que he estado haciendo en estos meses.

Así tengas que renunciar a las salidas diarias con tus amigos, a la escuela o la Universidad, recuerda que debes hacerlo siempre y de eso vivirás por el resto de tu vida, si de verdad quieres. 

No te quedes pensando un día más en si lo harás o no, en que lo harás el mes próximo; deja de ponerte pretextos a ti mismo y empieza a hacerlo.