Blusa inspirada en Doctor Who


Al parecer me ha estado yendo muy bien con este pedido y quiero hablar de él un poco más, antes de que me vaya a trabajar y en lo que me bebo mi taza de café.
Esta imagen le corresponde a su perspectivo autor. 

Una de mis clientes, de las primeras que me llegaron, me pidió un conjunto (no quiero exagerar, pero al menos me pidió una falda y una blusa, eso ya es un conjunto, ¿no?), dándome una imagen donde más o menos me explica qué, cómo es y cómo lo quiere. Quedamos en un acuerdo: lo pagaría a mensualidades ya que, esa tela para la falda, no salió en tres pesos. 

Apenas se terminaron las mensualidades y yo me puse manos a la obra (desde un poco antes)

Los olanes que fueron colocados
en un principio.
Me dio un dibujo de referencia: es una blusa con corte princesa, pequeños adornos en el frente en diagonal (simétricos), manga que se desprenden y moños de colores específicos.

Asimismo empecé con la blusa. Tracé de acuerdo con las medidas que me dio mi cliente sus perspectivos patrones e hice la transformación. A mitad del hombro y bajo del punto alto del busto tracé con la regla sastre la curva. Entonces añadí un centímetro y medio y corté la tela. Noté entonces que primero debía añadir ese adorno en diagonal (¿es correcto si le digo olán?) para poder coser después el cruce y las mangas. Tomé las medidas necesarias y en un ángulo aproximadamente de 60°, cosí los olanes.

Preparé entonces la manga, cuya transformación hice cortando el patrón a la mitad, añadiendo centímetros. Corté la tela (después de agregar cm para la costura). Le realicé los pliegues debidos a la manga y cosí a la blusa, entonces añadí resorte con encaje a ésta.

Las mangas con sus puños.
Teniendo ya el cruce cortado, proseguí a coserlo también a la blusa. Sólo que en esta ocasión me sobraron algunos cm así que tuve que cortar y añadir over.

Debido a que esta manga se diseñó con tal de desprenderse, pregunté a un grupo de Facebook cómo se podían hacer estas mangas. Entre las respuestas que tuve, llegó una que dijo que con unos botones era más que suficiente.

Asimismo realicé el patrón de la manga con su puño, agregándole centímetros para los ojales. La cosí con todo y encaje, el mismo que usé en el cruce y las mangas.

Las manga ya cosidas.
Ahora ya es turno de empezar a hacerle el cuello. Lo que hice aquí fue primero tomar la medida del cuello de la blusa, la dividí en dos y entonces tracé el patrón en papel. Una vez realizada, corté la tela del pie de cuello y el cuello, pero primero tenía que hacer unas pruebas para ver cómo colocaría los adornos de este.

Usé la máquina Janome de mi mamá y con un pedazo de tela sobrante, me puse a modificar el tamaño del diseño. Al principio no usé pellón, así que el diseño salió muy fruncido, entonces cambié la aguja a una para tejidos finos y coloqué el pellón, donde el resultado fue mejor.

Asimismo proseguí con el cuello de la blusa y la bordé.
El cuello ya colocado.

Una vez terminada, la cosí a la blusa.

Finalmente añadí los botones y ojales a la blusa, pero teniendo en cuenta dónde irían los moños. Simplemente medí y puse unos puntos para tener en cuenta una vez los cosa (he tenido la mala suerte de no encontrar el listón que necesito).

Como verán en la última imagen, es así como va quedando la blusa. Ahora es turno de hacer la falda, pero eso ya estará en otra entrada.

¡Muchas gracias por leer!

¡Casi acabada!
Maldigo ese listón.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

NaNoWriMo 2016

Miedos irracionales

Dándole un giro a la desesperanza