jueves, 21 de mayo de 2015

Una reflexión sobre los transgénicos

Hace alrededor de un mes leí un artículo sobre el por qué estar en contra de los transgénicos, el cual, para ser sincera por unos momentos, los transgénicos son una buena idea al pensar sobre la desgracia que está viviendo este planeta. Esto lo abordaré más adelante.

Sí, es algo que nos afectará de manera biológica, pues si saben o no lo que es y, al menos en lo que leí del artíulo, es que la genética "verdadera" de los alimentos (como describían, del maíz) desaparecerá al reproducirse con los transgénicos.  Otra desgracia significante si lo piensan así, como nosotros mismos, los humanos, hemos perdido nuestras raíces y ahora no somos más que unos mestizos. Algo similar sucedería con el maíz (aunque en realidad los transgénicos son una cosa muy distinta a la combinación de razas, pero quiero creer que ustedes me comprenden...).

Es una idea realmente mala al pensar que puede ser algo real, perder lo que nos dio la vida y la existencia del planeta por la misma creación humana. Sí, es bueno estar en contra de ello y molestarse, pero a la vez, no hacer nada por salvar la Tierra misma es hipócrita. 

Quiere la mayoría de la gente que los de "arriba" arreglen los problemas diarios, como bien lo es la alimentación. Ya no necesitamos crear nuestros propios alimentos porque es más fácil ir con alguien a que los prepare y este caso no está tan lejos de lo que pasa con las fábricas que maltratan animales (que los tienen en pésimas condiciones y así los venden, hasta con terribles enfermedades). Hoy día el humano lo que hace para adquirir sus alimentos es ir al supermercado y comprar productos industrializados, cuando antes se hacía cargo de recoger su propia cosecha. Muy pocas personas que he conocido tienen en sus casas algún árbol que dé fruto.

Ya nadie caza (al menos no en las ciudades), nadie se dedica a la agricultura para fines individuales (que no sea para dar de comer a otros) y mucho menos hornea su propio pan.

Lo que estamos provocando (sí, también me incluyo) es que los de "arriba" tomen esas decisiones porque no somos capaces de sembrar nuestro propio alimento. En vez de ir a protestas en contra de los transgénicos, lo que más debería hacer el humano es fomentar la plantación y autoconsumo de lo que cada uno coseche, pues si todos dependemos de lo que hacen otros, entonces el futuro que le espera a nuestra humanidad será más que nublado y lluvioso. 

En cambio, si el humano opta por seguir siendo dependiente del sistema, entonces lo único que le espera es perder lo que más nos hace falta en la vida: este planeta. Asimismo si los transgénicos se vuelven realidad en los años que vienen, entonces no habrá por qué quejarse, la sobrepoblación va de mal en peor y lo que más necesita el humano es eso, comer.

1 comentario:

  1. Lo más feo es que la gente no se da cuenta que la comida es insuficientes; y por ende no hay ota opcion "viable".
    Lo malo que esto solo empeorará hasta que ya no pueda sustentarse nada

    ResponderEliminar