Entradas

Un año entero adentrándome al diseño de modas

Imagen
Si llegasen a decirme en el 2016 que en un año me metería a diseño de modas, aparte de la emoción que hubiera sentido, la incertidumbre también. Jamás en la vida me hubiera imaginado todo lo que aprendería en un año de sudor y lágrimas (ambos muy literales).
Me gustaría, antes de empezar a platicarles esta experiencia, pedirles perdón por mi larga ausencia. Ha sido un año muy pesado en todo sentido, no sé ni cómo es que me estoy dando un tiempo para escribir una nueva entrada... ¡y vaya que ya tenía mucho que no les escribía!
Quisiera empezar primeramente que en julio de 2018 le dije a mis padres que me entusiasmaba mucho la próxima pasarela, y aquellos, burlones, me dijeron que como siempre me adelanto demasiado al futuro. No los culpo, siempre he sido una persona muy "desesperada".
Empezamos el semestre en agosto del año pasado, nos vinieron con la sorpresa que nos adelantarían de semestre... sin razón alguna, seguramente para acomodarnos con los chicos que ya van de sali…

Déjalos ir

Imagen
Fue un 25 de marzo de 2015 cuando adopté a dos pequeñas criaturitas, unos conejillos de indias, para ser más exactos. Los nombré Sol y Pi, bueno, excepto a Solecito, él ya venía con ese nombre y me gustó. Al otro le puse Pi por irracional, era toda una personalidad. Bastante extrovertido, muy animado, hiperactivo, corría por doquier y hacía enojar a su hermanito.
Recién había sufrido la pérdida de mi otro bebé, Chispita Herz Kuikui, quien falleció por una causa que desconozco el 19 de marzo de ese mismo año. Iba a cumplir 6 años en noviembre, pues lo había adquirido en el 2009. En fin, un terrible vacío inundaba mi habitación y por simple que parezca, me puse a buscar en páginas donde casualmente encontré a una chica que daba en adopción a sus cuyos. Vi a uno que se parecía demasiado a Kuikui pero opté por los otros por diversas razones.
Llegaron así un 25 de marzo a mi casa, donde los instalé en la vieja casita de Kuikui. Allí, yo sabía que no deberían estar por mucho tiempo. En mes…

No les dije por qué Those Poor Bastards

Saber que este blog ya cumplirá este año su cuarto aniversario, me llena de una nostalgia que de verdad deseo evitar lo más que se pueda. Sinceramente no puedo creer que me haya aguantado tanto tiempo y que haya desperdiciado esos años en un sufrimiento absurdo.
Mi vida en esta carrera ha ido mejorando poco a poco, he encontrado un camino que de verdad deseo seguir como profesional. Fue apenas esta semana que una profesora me pidió diera una exposición a mis compañeras para explicarles qué es un portafolio y yo, la verdad es que con mucho entusiasmo, me dediqué en dos días a hacer dos presentaciones en PowerPoint detallando lo más que pudiera el cómo es la estructura de uno. Dado esto, el día de ayer di clase a todos mis compañeros. La escuela es muy pequeña y los semestres están mezclados entre todos.
Creo que de ellos la mayoría no tomó notas, sin embargo me sentí muy segura al estarles platicando este tema que me apasiona mucho (la moda y el arte, en sí).
Después de eso, di otra v…

Actualidad

Hace mucho que no escribo en esta plataforma, les pido disculpas (si es que alguien de verdad lee este blog). Mi vida por ahora ha estado llena de cosas buenas y positivas, después de, lamentablemente, años de desesperanza. 
Quisiera decirles que mi trayecto como artista se ha visto más iluminado; como diseñadora he sido más constante, más hábil; como escritora no puedo decir mucho, sin embargo, como ilustradora he mejorado bastante.
Por ahora mis metas son darme a conocer próximamente en una cafetería en el Centro Histórico de la CDMX, pienso hacer una amplia colección (digamos) de dibujos y ver si tengo suerte allá. Debo ver así, los gastos por enmarcar y por ser anunciada en este sitio.
Me gustaría platicarles un poco de mi trayecto como diseñadora. Al principio lo vi como algo cotidiano, pero en este semestre las cosas han empezado a cambiar, hacerse más laboriosas y complejas. Empezamos unas materias llamadas "Historia del Arte" y "Geometría". 
Como supondrán…

Mi primer semestre como Diseñadora de Modas

Imagen
Me parece increíble que después de tres años desde que empecé este blog, esté ahora hablando de que cambié de carrera y ahora me dedique a la creación y diseño de prendas.
Me maravilla pensar en lo que depara el futuro, ya que allá en ciencias no sentía nada, estaba vacía por dentro y se me notaba al carecer de interés por mejorar. Sin embargo, ahora me siento llena de energía, aunque no puedo negar que sigo sintiéndome un poco atorada.
Ahora me encuentro en una escuela particular (cuyo nombre no mencionaré porque es de verdad pequeña) que se dedica a eso solamente. Pensaba que entraría a primer semestre como todos, pero las profesoras, al ver que tengo un conocimiento más avanzado, decidieron cambiarme a segundo semestre. 
En este, el temario constó en crear una prenda temática del 16 de septiembre, una bata de descanso y finalmente prendas deportivas (playera, bermuda, chamarra y pantalón) con la optativa de crear un vestido de maternidad. Todo fue muy bien.
Empecé el semestre crea…

Miedos irracionales

En ocasiones me levanto pensando en lo que haré en el día. Supongo la mayoría hace esto y también piensa en lo que ocurrirá en algún futuro, sin embargo hay personas que ni siquiera son capaces de hallar un mañana por simple fobia o, en un caso muy particular, depresión.
De pequeña siempre me imaginé siendo grande, exitosa, no sabía cómo, pero sabía que lo sería. A lo largo de mi pobre existencia no he hecho algo para lograrlo-hasta ahora, donde me esfuerzo día a día para que mi nombre (Dorothy Uranga) suene en la cabeza de algún culto, entre artistas.
Ahora estoy en la etapa del trabajo, del esfuerzo, y así quiero que se marque este 2017. Así como dije en el 2015-me parece-comenté que ese mismo año había sido mi redención y, en este año, aparte de haber sido mi encarrilamiento, también ha sido el año en donde he aprendido más sobre el término tan subjetivo del amor, justo cuando Sol murió.
Recuerdo así con tanta claridad el temido 2013, donde, aparte de anhelar un fin, jamás fui lo …

El proceso de revisión

Imagen
En la última semana (y contando esta) he estado en el proceso creativo más pesado de todo escritor: la revisión de mi propia novela. Han pasado alrededor de dos meses desde NaNoWriMo 2016 y, después de un largo descanso, tomé la decisión de retomar mi novela y ponerme a revisarla.
Si es que hay algún novato por allá afuera leyendo esta publicación, mi mejor recomendación es que dejes que tu novela descanse por unos meses (igual para ti) para que al momento de llegar a la etapa de revisión, tu mente se aclare un poco.
Asimismo debes tener en cuenta que el proceso de escribir una novela consta de tres partes: escribirla, revisarla y editarla. 
Cuando escribes tu novela no debes preocuparte por las palabras adecuadas o las oraciones que sigan un hilo de la historia, al contrario, cuando estás escribiendo por primera vez, la mejor manera es escribiendo todo lo que te llega a la mente sin necesidad de darle un sentido. Poco a poco tu historia la tendrá. 
Así le he hecho yo desde que escri…