jueves, 6 de agosto de 2015

Gente idiota

Una de las cosas que me hierve la sangre cuando estoy en la calle, aparte de la gente estúpida que comete y habla tonterías, son aquellas que ven con inferioridad a los animales. 

Bien me sucedió una vez que salí al zoológico con una amiga. Estábamos viendo a un gorila muy simpático y, a lado, estaban unos extranjeros que hacían gestos bastante estúpidos hacia el animal, diciendo de forma bastante absurda "¡oye, oye! ¡Tú! ¡Sí, tú! ¡Mira, sí voltea! ¡Oh! No es tonto el animal ése". ¡VAYA! ¡Por supuesto, cómo no lo había notado! Los animales son extraterrestres que no saben nada acerca de la percepción, claro, como son tontos, ¡ah, no, no son TAN tontos! Voltearon a ver cuando movía mis brazos como imbécil y gritaba como gato en celo. Claro, sí son inteligentes

Nótese que mi sarcasmo es excesivo porque, por definición, todo ser que haya en este planeta, debe ser inteligente (ver La inteligencia, el conocimiento y la sabiduría). Así tú le hagas millones de gestos o hagas ruidos muy estruendosos a un paralítico o un retrasado, va a voltear hacia donde escuche tal estruendo (es obvio) porque es así como trabaja la percepción

Asimismo sucedió este martes que estaba afuera del zoológico, una señora no paraba de quejarse por las condiciones del mismo (en lo cual estaba de acuerdo) y después, quejándose de que "no había" animales, estaban dormidos o no se movían. Por supuesto, me hizo sentir rabia. 

El punto es que, esa clase de gente que molesta a los animales o habla de ellos como entretenimiento, los considero muy lejos de ser humanos (algo que va más abajo del homo sapiens) puesto que, con respecto a la primera visita, los animales no son seres idiotas, ellos son superiores a nosotros porque pueden adaptarse y vivir en diferentes sitios sin mayor problema. En cambio, si pones a un adolescente sin computadora, celular, teléfono o internet, a duras penas sabrá cómo redactar una carta o dónde pegar el timbre (con eso de que se sorprenden que antes no podías hablar con nadie a menos que estuvieras en tu casa con el teléfono a un lado). 

Con respecto a la señora que se quejó porque los animales duermen... ¡y qué esperaba! ¿Que estuvieran allí para ella porque es la estrella extranjera (sí, no era de México)? 

¿Acaso tengo que decir por qué ese comentario fue incorrecto?

Regresando a no tan lejos (en cuanto al tiempo), hoy mismo en una de las tiendas más prestigiadas de México debido a su maravilloso maltrato animal, había una niña que tiraba papelitos, de esos que se usan como cama para animales, a los conejos. Sea porque era pendeja (no pido perdón por decirle de esa manera, no merece mi respeto) o sufría de alguna enfermedad desconocida, no toleré que hiciera dicha estupidez, y cuando tomó al pobre animal por el estómago presionando sus entrañas, le grité que lo dejara en paz. Acto seguido, se fue. Pero la muy mocosa regresó para hacer la misma pendejada. Le dije a uno de los encargados que observara a estos animales y parece que ni me hizo caso. 

Esa clase de "personas", a mi parecer, no deberían existir. ¿Qué podemos esperar de "humanos" que le faltan el respeto a otros seres vivos? Y peor aún, ¿qué podemos esperar de nuestra desgraciada raza que se reproduce de manera estúpida y ocupa el espacio innecesario para maltratar este bello planeta? 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario