martes, 27 de enero de 2015

No existe el bien... ni el mal

Algo que me perturba demasiado al ver personas que son afectadas por terceros es que digan que ellos son malos y lo hacen a propósito (con tal de dañar). Obviamente no fue bueno el haber afectado a la otra persona... pero tampoco lo hace malo.

Una de las cosas que aprendí estando en la clase de Lectura y Análisis de Textos Literarios I y II es que una buena trama en un libro (o libreto) es aquella que tiene personajes complejos, algo que se acerca a la realidad. Una trama pobre es todo lo contario, tiene personajes que siempre siguen una misma línea, aún así le sucedan cosas negativas en su vida ficticia, llámese melodrama televisivo.

Si una persona roba, asesina, hurta o golpea, es porque lo hizo por algo. Al mismo tiempo que muchos delincuentes hicieron cosas atroces y fueron juzgados por sus acciones, llevándolos a una muerte legal y que para ojos de otros no merecían ese destino. 

Me hace recordar a una asesina serial (cuyo nombre no lo tengo a la mano a pesar de estar en la web) que asesinó a una cantidad considerable de hombres y fue condenada a la silla eléctrica. En su última grabación, dice claramente que ella había sido violentada y violada anteriormente por otro(s) hombre(s). En efecto, ese trauma emocional fue lo que provocó que actuara de manera ilegal, ¿pero eso la hace mala?

Como ven es un tema complicado y existen los típicos ejemplos que aplican a los niños de primaria, el cual consta de un señor pobre que tiene un niño muy enfermo y roba medicinas, ¿debería ser arrestado? Pónganlo en diferentes circunstancias, pero siempre teniendo en cuenta a un tercero que necesita ayuda (hijo, hija, amigo, amiga, padre, madre, tío, tía...)

Es obvio que aquí entran cosas legales, la moral, la ética y otros temas que en realidad no deseo tocar. La vida es muy complicada si lo pensamos mucho y metemos la razón al pensar en ese querido que nos hizo daño y pide perdón con lágrimas en las mejillas, ¿de verdad existe el perdón?






Dorothy

No hay comentarios.:

Publicar un comentario