Sueños recurrentes

Algo muy curioso que me ha pasado en estos largos años de mi existencia, son los sueños. No son aquellos abstractos donde vuelas, llegas desnudo a la escuela, el cielo lo ves de color verde, entre otros que la mayoría consideran anormales y extremos. Los que yo tengo tienen que ver con otro Universo, un cuerpo diferente, una estrella blanca y unos seres que hasta el día de hoy, sólo tengo teorías de quiénes son. 

No tengo con claridad desde cuándo empezaron (con alguna fecha), sin embargo, uno de los sueños que más me ha marcado ocurrió en el 2010. Fue algo así:

Estaba en el cuerpo desconocido, de una mujer con cabello negro, demasiado alta, ojos que le pegan al rojo, junto a un muchacho que estoy segura--en el sueño--me ha ayudado demasiado en todos mis trayectos. Estaba anocheciendo y me despedía de él, cruzaba un espejo y estaba en el cuerpo que en al vida real, es mío. No recuerdo bien qué hacía aquí, pero tenía unos deseos enormes de volver a ese mundo. Sabía perfectamente que si cruzaba el espejo llegaría a mi hogar, así que partía al centro de la ciudad buscando por él y, al hallarlo, no podía cruzar. Entonces tuve que partir hacia algún lado a buscar la piedra, deduje, pues, que debía buscar allí mismo en la ciudad. Empezaba una canción (cuya letra jamás leí hasta despertar) y me encontré con la piedra en la calle, donde todos podían mirarla, pero pasaban y no la notaban. La recogí con ambas manos y vi que desde adentro había un brillo esmeralda, aproximé mi ojo a ver un agujero y dentro de él, veía dos ojos esmeralda que me decían muchas cosas, pero que no podía escuchar por el bullicio de la ciudad. Miré entonces la piedra y tenía escrito los números:

15508
  1965

En el espejo había un bello paisaje, uno tan bello que no hay ojo humano lo haya visto. 

¿Pero qué hay sobre los personajes recurrentes de mis sueños?


Estos personajes empezaron a aparacer desde hace ya un tiempo, normalmente matando a gente, más que nada a los "amigos" que existen en mis sueños. Su primera aparición fue cuando estaba huyendo con mis camardas en una habitación muy lujosa y, repentinamente, uno de estos llegaba con una velocidad sorprendente y asesinaba enfrente de todos nosotros a varios compañeros. 

En otro sueño estaba en un bosque en la oscuridad total, llegaba esa persona que me genera mucha confianza y tomaba mi mano, guiándome hacia la salida. Estaba segura que uno de esos nos estaba siguiendo, sin embargo, con él a mi lado me sentía protegida. 

Pero no solamente estos personajes salen en aquél mundo, sino que han llegado hasta este, ¡y fue apenas hace unos cuantos meses! En mi sueño estaba en la calle, yendo hacia la casa de una tía, cuando repentinamente, al levantar la mirada, vi a unos cuantos metros a uno de ellos mirándome. Me detuve y en un parpadeo, ya se había ido, pero al mirar detrás mío allí estaba. 

Continué mejor caminando sin pensar en esos, sin hacerles caso, hasta que llegué a la entrada del edificio y al mirar dentro, éste ya me miraba. En ningún momento dijo nada.

El último y el "mejor" que he tenido fue que, una vez que salí de la escuela media superior, tuve el típico sueño de que estás atrapado adentro y no tienes la menor idea de por qué estás allí si ya saliste. Estaba, pues, en ella sin saber qué hacer, así que por obvias razones, decidí dejar el plantel, pero la salida más próxima estaba al otro lado de la escuela. Tuve que caminar todo un tramo para llegar y durante mi trayecto, había uno de ellos sentado en una banca, mirándome con esos ojos vacíos y siguiendo mi cuerpo en movimiento. Traté de no hacerle caso mientras me seguía con "la mirada", pero cuando veía hacia otra dirección, ése ya había cambiado de lugar. 

Admito que durante el sueño tuve miedo y traté de correr lo más rápido que pude, pero por más rápido que fuera, él se transportaba sin moverse.

Al casi llegar a la salida, por primera vez, esa "cosa" habló conmigo. Jamás en mis sueños anteriores alguno de ellos había hecho tal acción, una tan común para los humanos. Me llamó por mi nombre y no le hice caso, sin embargo, dijo algo que me llamó la atención: "Puedo cumplir tu deseo, pero a cambio quiero tu vida". Justo después de decir eso, desperté.

Será algo que jamás olvidaré, puesto que ha sido una experiencia aterradora. Sólo miren el dibujo de arriba y díganme si de verdad ustedes no se sentirían acosados por un ente con ese aspecto. 

En otros sueños donde ellos aparecen es común que me digan que cometa ciertas acciones, que investigue sobre sucesos o lea ciertos libros, en uno de ellos, una (sí, una) me miró y se dirigió a un librero que tengo en mi habitación, sacando un libro que aún no tengo de Carlos Castañeda. Sin embargo, ese librero estaba en una zona totalmente aislada. Incluso recuerdo que no era la única que estaba allí, sino que otros más que también me miraban.

Algo característico de ella fue que su máscara estaba cubierta de sangre. 

Quizá sea mi mente aburrida la que me deja con este tipo de sueños fuera de lo ordinario, o quizá sea que esos entes desean hallarme en la vida real.

Pero bueno, esta es una luz para mi desesperanzado ser.








Dorothy

Comentarios

Entradas más populares de este blog

NaNoWriMo 2016

Miedos irracionales

Dándole un giro a la desesperanza