Muertos

Día de muertos, una tradición mexicana que ha pasado por muchos años entre la población y que, actualmente, aparte de seguir siendo costumbre decorar la ofrenda y poner la foto de nuestros amados, en otros países se ha vuelto popular. 

Sin embargo no les vengo a hablar de la tradición, ni de cómo decorar sus ofrendas, ni cómo es que se volvió popular en el extranjero, sino de la muerte en sí. En la mañana del día primero mientras desayunaba y platicaba con mi familia, tocaron el tema de cuántos años vive un conejillo de indias (tengo uno desde el 2009) y les dije que su tiempo dura de 5 a 7 años y se han presentado casos de cuyitos que han vivido hasta 10. Me quedé callada por unos momentos y me dieron unas tremendas ganas de llorar, pensé que sí, es verdad, llegará el momento en el que vea morir a mi mascota y que el tiempo cada vez se acerca más y más. Incluso pensé en mi abuela ya fallecida desde el 2012 y mi abuelo que se fue desde el 2010, incluso mi tía del 2006. Recordé todos esos momentos terribles e indeseables, el sufrimiento que los vivos tienen que pasar y el tiempo que logra sanar las heridas más profundas cual medicamento con un malestar físico. 

La muerte puede ser esa cosa que todavía no hemos podido explicar. Unos la ven como algo natural y otros con temor al no saber "qué pasa después". Varios afirman que no sucede nada y algunas religiones dicen que después de la vida se vuelve a nacer o se llega a la gloria o la miseria, dependiendo de cómo fuiste en vida. Pero en sí, nadie sabe.

Al mismo tiempo que todo muere en este sistema, no existe nada que sea inmortal. Como nosotros morimos, nuestra galaxia y también el Universo lo hará en algún momento, de hecho es muy probable que para entonces la Tierra no siga existiendo. Llegará un punto donde todo empiece a apagarse y vuelva a ser como antes de que fuera lo que hoy es: nada. 

¿Recuerdan lo que había hablado hace unos días sobre el infinito y la muerte? Ahora mismo deduje de forma indirecta que lo inmortal es infinito también. No existe ente que sea inmortal. 

¿Pero qué hay sobre la muerte, como había planteado antes? A menos que llegue algún científico a decirnos que después de la muerte llega algo más (en este caso, más vida), entonces puedo decir abiertamente que cuando uno muere, puede "apreciar" el infinito (¿es esto glorioso?).

Según dice la RAE:

muerte.

(Del lat. mors, mortis).
  1. f. Cesación o término de la vida. 
  2. f. En el pensamiento tradicional, separación del cuerpo y el alma. 
  3. f. muerte que se causa con violencia. Lo condenaron por la muerte de un vecino. 
  4. f. Figura del esqueleto humano como símbolo de la muerte. Suele llevar una guadaña. 
  5. f. Destrucción, aniquilamiento, ruina. La muerte de un imperio. 
  6. f. desus. Afecto o pasión violenta e irreprimible. Muerte de risa, de amor.
infinito, ta. 

(Del lat. infinītus). 

  1. adj. Que no tiene ni puede tener fin ni término. 
  2. adj. Muy numeroso o enorme. 
  3. m. Lugar impreciso en su lejanía y vaguedad. La calle se perdía en el infinito. 
  4. m. En una cámara fotográfica, última graduación de un objetivo para enfocar lo que está distante.
  5. m. Mat. Valor mayor que cualquier cantidad asignable. 
  6. m. Mat. Signo (∞) con que se expresa ese valor. 
  7. adv. m. Excesivamente, muchísimo.
(Sólo subrayo lo que considero relevante).

Con esto que acabo de decir puedo asegurar que tanto la muerte como el infinito son igualdades. Después de la muerte no yace nada más que el reposo, la nada es también un reposo y el infinito puede tomarse como una unidad física, una longitud o, matemáticamente, un numero. La muerte no tiene un fin, ¿pero un comienzo sí? Una vez que la vida finaliza, ¿ese es el comienzo de la muerte? ¿Será entonces que la muerte cabe dentro de los números naturales?

Como se acaban de dar cuenta, tengo mucha más dudas que respuestas y para mi lástima, estas cuestiones por ahora sólo las puedo responder de forma filosófica, porque matemáticamente, no tengo una remota idea de cómo definir a la muerte.

Será hasta después de un tiempo cuando pueda hablar de esto con naturalidad.

Gracias por leer.






Dorothy

Comentarios

Entradas más populares de este blog

NaNoWriMo 2016

Miedos irracionales

Dándole un giro a la desesperanza