¡Ser escritor(a)!

Escribir es la cosa más encantadora que todo humano puede experimentar por diversos medios, ya sea por las redes sociales, una carta (¿aún siguen haciendo eso?), mandar un mensaje, tomar notas en la clase y hasta escribir una nota periodística para la gaceta escolar. Sin embargo, como ya muchos saben, el tipo de escritura que les acabo de mencionar difieren mucho de la literatura y a lo que un buen escritor se dedica (digo buen porque, para desgracia de todo oficio, existen los pseudo-algo). 

Ser un buen escritor no es un pasatiempo, es un verdadero oficio que muy pocos entienden (lo mismo sufren los científicos, he de creer). Normalmente, si les dices a tus familiares que te dedicarás toda la vida a la literatura, te dirán que te morirás de hambre y que ni una casa podrás encontrar de lo pobre que serás. Ya saben que esto es completamente falso, pues existen escritores millonarios que con sólo escribir una novela, alcanzaron la fama. Pero hablar sobre las clases de escritores vendrá en otra entrada.

Si has pensado en dedicarte a la literatura y escritura por el resto de tu vida, hay unas cuantas cosas que debes saber antes de que escribas e incluso, antes de que vayas a la editorial a dar tu novela recién salida del horno.

Saben perfectamente que NO HE PUBLICADO NINGUNA NOVELA, ¿verdad? (Aún, pero algún día—y pronto—verán mi nombre) así que estoy hablando de ya-no-tan-novata a novato.

Primeros pasos para escribir tu cuento/novela

1) Cómo empezar: Seguramente tienes una idea muy sensacional que suena muy bien en tu mente, ¡pero no tienes idea de cómo empezar! Ves el papel en blanco (o la hoja de word) y no tienes una mínima idea de cómo desplazar todas las ideas que tienes en mente. Para esto, compra o usa un cuaderno que sea exclusivamente para esa idea y escribe todas las ideas que te vengan, sin un orden. 

Lo que yo suelo hacer cuando una idea me viene es eso, tomo un cuaderno y escribo cosas como 

"Estaba en el suelo. No tenía las fuerzas para levantarse, le habían cortado las piernas y la sangre fluía sobre el suelo..."

"Suena bien, pero debes quitarle que... y también agrega que..."

"Que trate sobre una niña que está en el pantano. Hay una escena en mi mente. Trata sobre..."

Si es posible, crea dibujos de las escenas que te vengan a la mente. Ya sabes que los detalles no importan, si tú lo entiendes y sabes de qué hablas, es mejor.

2) Espontaneidad: Las ideas durante la ducha son HORRIBLES, y pongo en mayúsculas la palabra porque seguramente las has experimentado y no hallas una solución para el problema.

Lo cierto es que yo también he sufrido de dicha fatalidad. Estoy en la ducha y pienso mucho en mis escritos, entonces viene una estupenda escena a mi mente y una vez que salgo, no sé cómo diablos escribirla. Sin embargo, esta mala suerte tiene una solución no tan perfecta, pero factible para aquellos que tienen de ideas recurrentes en el baño.

Antes de que te metas a duchar, pon un cuaderno sobre tu cama, la mesa, el sillón, o donde pases al momento de salir. Así, cuando veas la libreta, enseguida corre hacia ella y escribe lo que se te vino a la mente. ¡ESO SÍ! Es un buen ejercicio porque retienes los recuerdos.

3) ¿Eres de esos que tienen manos demasiado lentas y las ideas tan veloces como la luz o el sonido? No debería ser un problema. Consigue una grabadora o usa tu celular para grabarte a ti mismo hablando sobre lo que quieres escribir, entonces vete a tu computadora o cuaderno y escribe TODO lo que dijiste. Tienes ventaja, pues puedes pausar el audio sin problema. Pero no dejes el audio de lado, ni digas "mañana lo paso a la computadora/cuaderno", pues esa inspiración que tienes ahorita es ORO. 

4) Odiosos bloqueos: Hablando de la inspiración, seguramente te encontrarás en la etapa fatal de todo artista y científico: EL BLOQUEO. 

No tienes una idea de qué escribir, o te pasa como a mí que SABES qué tienes que escribir pero no TE DAN GANAS porque no encuentras esa chispa que te hace continuar. 

Aquí es donde debes ser más analítico al momento de sufrir el bloqueo: date cuenta de qué es lo que te produce ese malestar. Te dices a ti mismo "no sé, no tengo ganas de escribir porque no encuentro la inspiración" o "sé qué tengo que escribir, pero no me siento a gusto/bien". 

Lo que normalmente me sucede es que sé que mi protagonista debe ir del punto A al punto B, pero entre esos dos puntos, ¿qué tiene que hacer?  Pasar por todo P.


O sea que tendríamos que demostrar que P=AB o encontrar el valor que tiene P en dicha ecuación, sea cual sea la que tengamos en mente (#Matemáticas). Lo que quiero decir es: ¿qué es lo que hace A (mi protagonista) para que le pase B (acción o suceso)? ¡P! Y eso es lo que más me cuesta trabajo descubrir. ¿Qué es P, cómo, por qué? Pero para ello, recurro a todos mis escritos y repaso los hechos teniendo mi cuaderno especial a la mano para que no se me escape ningún hecho (eso si estás escribiendo una novela, que es más compleja que el cuento), ¡nadie quiere tener un error por cuán mínimo sea! 

Si en vez de este problema que yo tengo con recurrencia, te sucede que realmente no encuentras la inspiración ni siquiera cuando has leído treinta veces tu escrito, pues es momento de tomarte unas vacaciones. Olvídate de tu escrito, ni lo veas, enciérralo en tu cajón o estante, ponte a ver una serie, unas cuantas películas, dibuja o lee algo fuera de lo que tú escribas (ya sea alguna nota periodística, wikipedia, ensayos, texto de divulgación cientíca—si escribes ciencia ficción, de verdad, LEE ciencia—o sal a caminar y observa a la gente, puede que allí encuentres la actitud que deseas en tu protagonista o antagonista. Lo que hacía Oscar Wilde era eso mismo, dar unos paseos para despejar su mente. Sin embargo, carga siempre contigo tu cuaderno especial, nunca sabes cuándo volverá dicha inspiración.

5) Escribiendo el borrador: Suponiendo que ya tienes tus ideas muy bien figuradas en la mente y tus cuadernos, entonces es hora de hacer el sketch literario (tu borrador, pues). TEN SIEMPRE UNA CRONOLOGÍA DE LOS CAPÍTULOS (si es novela) o te pasará lo que a mí con el punto A y B.

Cuida tu ortografía, cuida tu gramática, cuida tu sintáxis; una vez que hayas finalizado con tu primer capítulo, puedes volverlo a leer. ¡Pero espera! No lo hagas de forma inmediata. Deja que pasen unos cuantos días (una semana será suficiente) y lee lo que escribiste. Sé ANALÍTICO y NO TE MIENTAS, si encuentas algo que no te gustó cómo suena, cámbialo. Si tienes un amigo o familiar de gran confianza, dale a leer lo que has hecho y PÍDELE que te marque los errores con un color brillante para que no lo pierdas. Conserva esas hojas, anéxalas a tu cuaderno y llévalas siempre contigo al momento de escribir.

Te digo esto con el primer capítulo (o primeros párrafos de tu cuento) para que notes en qué fallas y así, tu siguiente capítulo o párrafo lucirá más hermoso. Aprecia lo que escribiste y que no te dé pena si hay errores muy bobos. Sé abierto ante las críticas (las buenas críticas, no estupideces como "está chafa", "no sabes escribir", "se nota que no sabes de x cosa", porque esas no son críticas, sólo son... oraciones sin argumento), en todo tu camino como artista encontrarás a gente que te va a decir cosas negativas o positivas de lo que haces y si eres del típico "artista" que se cierra ante todas críticas constructivas, NO VAS A AVANZAR Y NADIE VA A QUERER LEERTE.

6) Una vez que termines: Ese mismo día, una vez que hayas terminado de escribir la última palabra, anota la fecha, vete a imprimir y... ¡CELEBRA! ¡COME PASTEL! (Cuando terminé R. A. N. F. compraron un pastel... eso porque lo pedí) ¡BEBE UNA COPA DE VINO! ¡SAL AL CINE! ¡INVITA A TUS AMIGOS A SALIR! ¡GRITA, SALTA, RÍE! Y después de haber celebrado, vuelve a trabajar... ¡es broma! Date un tiempo y olvida tu escrito (o piensa en él de vez en cuando), ¡pero no lo veas, ni lo leas! El punto de estas vacaciones es lo mismo que en el borrador, tienes que descansar un poco con tus ideas y, una vez que hayas descansado lo suficiente, es hora de volver a sacar tu libro y leerlo TODO. Subraya, comenta, anota, dibuja... haz lo que esté a tu alcance para mejorar lo que has escrito. Si encuentras cosas que debes cambiar (hablando de sucesos) ten en mente que puede que la historia deba cambiar también (eso es lo que me pasa con R. A. N. F.).

Recuerda que una vez que termines este paso, deberás repetirlo hasta que REALMENTE, al leerlo por última vez, te digas a ti mismo "es perfecto", así, sin peros.

El momento de la verdad

Por más que te lo imagines, por más que lo sueñes, por tan seguro que estés, cuando des tu novela a la primera editorial, lo más seguro es que le den a tu orgullo y te sientas muy mal por haber sido rechazado, seguro te pondrás a dudar si tu novela es realmente buena. PERO, por más desesperanzado que estés, no es motivo para dejar de escribir. Esa es la pena que todo escritor debe pasar, así que anota bien todas las editoriales que tengas en mente y visítalas. Recuerda que antes de que las visites, debes investigar qué clase de cosas publican o cuáles son sus bases. Incluso, antes de darla a una editorial, debes proteger tu escrito (derechos de autor). 

Una vez leí por allí que no tienes que dar toda tu novela a la editorial, pues es como dar el pastel a los jueces de un concurso. Tienes que hacer que saboreen el dulce y, como se "quedan con las ganas", te pedirán otra rebanada. Hablando de libros, no des toda tu novela, otorga sólo y sólo un capítulo. 

Recuerda que la presentación es indispensable al momento de publicar. Arial, N. 12, interlineado 1.5 es el que todos piden. No uses tipografía extraña y guarda los agradecimientos a la editorial (te vas a ver muy mal). 

Ten en mente que si aceptaron tu escrito no significa la fama inmediata. No sabes cuántos van a leer tu libro, tampoco si les va a gustar. Sin embargo puedes decirle a tus amigos y familiares que tu libro ha sido publicado, ¡recuerda estar orgulloso al llegar a este paso! 

Espero que con este texto hayan logrado animarse al oficio de la escritura. No olviden que escribir es algo constante y, si dejas de hacerlo, pierdes la práctica. Leer y escribir es lo que hacen al escritor, no solamente escribir. 






Dorothy

Comentarios

Entradas más populares de este blog

DIY Blusa Amplia y Casual

NaNoWriMo 2016

La Historia de Chocolate Bunny Store